Cómo recuperar el carnet si te lo han retirado por alcoholemia

Juan Ramos
Juan Ramos

Si has cometido la irresponsabilidad de conducir superando la tasa máxima de alcohol permitida y te han retirado el carnet, es probable que, además de haber aprendido la lección, te interese saber cómo recuperarlo. A continuación te contamos cómo puedes recuperar el carnet si te lo han retirado por alcoholemia, con la ayuda de los mejores expertos.

Consejos para recuperar el carnet retirado por alcoholemia

Lo primero que debes tener claro es que beber y conducir son actividades incompatibles, porque los efectos del alcohol pueden ser peligrosos al volante. En este caso has tenido suerte porque únicamente te ha supuesto una sanción económica y la retirada del carnet, pero estas conductas pueden llegar a provocar un accidente grave que no sólo se cobre tu vida, sino también la de otras personas. De esta manera, a continuación te contamos cómo recuperar el carnet si te lo han retirado por alcoholemia, pero siempre teniendo en cuenta que lo primero que debes tener claro a la hora de volver a conducir es que este tipo de conducta no puede repetirse.

La tasa de alcohol permitida es de 0,25 miligramos de aire respirado o de 0,5 gramos por litro. En algunos casos especiales como el de los conductores de servicios públicos, la tasa se reducirá a 0,3 gramos por litro de sangre o 0,15 en aire respirado. De esta manera, si ya has superado estas cifras y has recibido una multa y la retirada de los puntos, pero no has llegado a sufrir una pena de prisión o la privación del derecho a conducir vehículos a motor por un tiempo determinado, debes proceder de la siguiente manera para recuperar el carnet.

Primero que nada vas a tener que hacer un curso de reeducación vial y sensibilización de 24 horas de duración. Podrás hacer este curso durante la pérdida de vigencia del carnet, que serán seis meses para los conductores en general y tres meses para los conductores profesionales. Después tendrás que hacer un examen teórico sobre el contenido de este curso. Cuando lo hayas superado conseguirás recuperar el carnet, pero con un saldo de ocho puntos.

Del mismo modo, si no has perdido todos los puntos puedes recuperar seis de ellos si haces el curso de sensibilización y reeducación vial de 12 horas de duración. Otra alternativa es dejar pasar dos años sin cometer ningún tipo de infracción que conlleve la pérdida de puntos. Si lo consigues recuperarás el saldo inicial. Del mismo modo, si la infracción es muy grave el plazo que deberás esperar para no cometer infracciones es de tres años.

Como todo este proceso es complicado, si no sabes cómo proceder, quieres conocer más datos sobre los cursos o sobre cómo debes recuperar el carnet en caso de que hayas incurrido en un delito penal, lo mejor que puedes hacer es contactar con profesionales como los abogados de Garanley.com, quienes están especializados en estos supuestos de retirada del carnet por alcoholemia, y podrán asesorarte de manera profesional para que puedas recuperar tu carnet de manera legal y sin contratiempos.

Del mismo modo, debes saber que el curso de recuperación del permiso tiene un precio de alrededor de los 320 euros el curso completo, unos 175 el curso de recuperación parcial y de unos 100 en el ciclo formativo, aunque los precios serán diferentes en cada comunidad autónoma. Del mismo modo, además de abonar los precios de los cursos, habrá que pagar las tasas del examen que habrá que hacer para poder demostrar los conocimientos adquiridos con estas formaciones para recuperar el carnet de conducir.

Por otro lado, además de la sanción administrativa y de la retirada de los puntos, conducir bajo los efectos del alcohol también puede suponer un delito penal. En estos casos, las sanciones pueden traducirse en trabajos en beneficio de la comunidad, multas e incluso penas de prisión, así como en la privación del derecho a conducir ciclomotores y vehículos a motor por un tiempo determinado que se establecerá en la sentencia. Se trata de un delito penal cuando conducimos bajo los efectos del alcohol superando la tasa de alcohol en aire respirado de 0,60 mg por litro o en sangre de 1,2 gramos por litro. Estos delitos pueden suponer penas de prisión de entre tres y seis meses, o multas de entre seis y doce meses, así como también trabajos en beneficio de la comunidad de entre un mes y tres meses, así como la privación del derecho a conducir durante entre uno y cuatro años.

En estos casos si resulta fundamental contar con los servicios de un buen abogado especializado en alcoholemia, ya que será el único profesional que podrá ayudarnos si nos vemos envueltos en un delito con estas características. Estos profesionales te asesorarán y te defenderán de forma judicial, así como realizarán todas las tramitaciones que sean necesarias para proteger tu integridad.

Es importante escoger a profesionales que cuenten con amplia experiencia defendiendo de manera exitosa a conductores involucrados en procedimientos de carácter penal que se deriven de la conducción en situación de alcoholemia. De esta forma, si en estos casos mencionados no nos oponemos al proceso pena e interviene un mediador, un profesional especializado en alcoholemia que nos asesore puede llegar a suponernos una reducción en la solicitud de la pena.

En conclusión, el conducir bajo los efectos del alcohol puede traducirse en una sanción administrativa por alcoholemia y la retirada de los puntos, que podemos recuperar como explicábamos más arriba, o puede suponer la apertura de la vía penal, si se trata de una acción más grave al superar el grado de alcohol que puede suponer el inicio de un proceso legal. De esta manera, tanto en un caso como en el otro, si queremos recuperar el carnet con las mejores garantías y superar este, literalmente, mal trago, lo mejor será contar con el asesoramiento de un buen abogado especializado en alcoholemia.