¿Puedo cargar un coche eléctrico con una instalación solar?

Juan Ramos
Juan Ramos

Si por fin te has pasado a los eléctricos y estás buscando alternativas eficientes para cargar tu vehículo, es más que probable que te estés preguntando si es posible cargar tu coche con energía solar. A continuación te contamos todo lo que debes tener en cuenta sobre la energía solar para los vehículos eléctricos. Sigue leyendo para conocer si es posible cargar tu vehículo eléctrico con energía solar de la mano de los mejores expertos.

¿Es posible cargar un coche eléctrico en una instalación solar?

La energía solar es una de las mejores energías renovables que existen, y es por este motivo que este tipo de energía limpia no ha dejado de crecer en los últimos años. Cada vez son más los lugares en el mundo en los que es posible acceder a este tipo de energía, así como los fines y usos que se pueden dar a la energía obtenida.

Según los expertos, la energía solar es una de las mejores inversiones que podemos realizar para que la factura de la luz se reduzca con el paso de los meses. De esta manera, si vamos a adquirir un coche eléctrico y tenemos paneles solares en casa, es probable que tengamos bastantes dudas sobre si vamos a poder recargar nuestro vehículo con este tipo de energía.

Como nos han explicado los expertos en energía solar de https://solarplak.es/, sí es posible cargar el coche eléctrico con las placas de energía solar. Ahora bien, la particularidad concreta de cargar el vehículo con este tipo de energía se basa en que de esta manera vamos a poder ahorrar en gran medida en toda nuestra factura, siendo por tanto la alternativa más eficiente para poder recargar la batería del vehículo eléctrico de manera totalmente sostenible y sin contratiempos.

Del mismo modo, en este punto es probable que nos estemos preguntando si también podríamos cargar de manera eficiente el coche si estuviera nublado. Lo cierto es que esto dependerá de la instalación que escojamos. Existen dos tipos de instalaciones: las instalaciones aisladas, que funcionan desconectadas de la red eléctrica mediante la acumulación de baterías, y que suelen estar asociadas a procesos de carga más lentos y las instalaciones de autoconsumo. Este tipo de instalaciones van conectadas a la red eléctrica y sirven para suministrar a un punto de recarga la electricidad necesaria para poder recargar un coche. De esta manera, se trata de un tipo de suministro que se hace a tiempo real, y por tanto la energía depende de las capacidades fotovoltaicas de la instalación de autoconsumo.

En estos casos el excedente de energía se transmite de forma sencilla a la red eléctrica de la vivienda, y esto se traduce en un gran ahorro de energía eléctrica a nivel económico y a nivel medio ambiental.

Asimismo, las placas solares, usando un convertidor, sirven para abastecer de energía los puntos de recarga para poder cargar nuestro coche eléctrico. Esto quiere decir que todos los puntos de recarga serán compatibles con este tipo de instalaciones. Ahora bien, hay algunos puntos de recarga que cuentan con control dinámico de potencia, y que por tanto, además de cargar, sirven para regular la potencia transformada por los inversores fotovoltaicos, así como la potencia de la red contratada mientras cargamos el vehículo. En estos casos es posible recargar el coche con el excedente de generación eléctrica solar, con un margen de seguridad y realizar una carga a la máxima potencia, combinando de manera eficiente el excedente y la potencia contratada que se encuentre disponible.

De esta manera, un punto importante a tener en cuenta pasa por valorar el número de paneles que necesitamos, así como la potencia a contratar. Esto variará siempre dependiendo del consumo del hogar y del tipo de vehículo. Normalmente, las cifras suelen moverse entre los 13,2 kWh para los híbridos enchufables y los 50 kWh para los coches totalmente eléctricos.

A nivel de energía solar, un panel puede proporcionar entre 150 y 500 W, aunque esta variará dependiendo de la zona geográfica, sobre todo teniendo en cuenta que las horas solares no son iguales en toda España. De esta forma, mientras en el norte de España es posible generar alrededor de 2021 kWh anuales, en el sur esta capacidad aumenta hasta los 3000 kWh.

Por otro lado, también es importante valorar siempre que una instalación de paneles solares no genera energía por la noche. De esta manera, es un punto muy importante a tener en cuenta si queremos cargar nuestro coche de manera eficiente. Si lo cargamos por el día, cuando las placas solares se encuentran a pleno rendimiento, será mucho más sencillo el poder recargar nuestro vehículo eléctrico con energía solar. Finalmente, pasamos a reseñar un caso práctico para poder valorar cómo se puede cargar un coche eléctrico con energía solar.

En este caso hablamos de un coche con una autonomía de alrededor de 350 kilómetros y con una batería de 50 kWh que, totalmente cargada, nos permite recorrer 15000 kilómetros cada año. De esta manera, podemos llegar a consumir 2205 kWh de energía cada año. Para conseguir llegar a este volumen de energía tendremos que instalar cinco placas solares que sean capaces de producir 450 kWh de manera anual cada una de ellas.

De esta manera, es interesante tener en cuenta que al encontrarse la instalación conectada, todos los excedentes de energía generados durante el día y durante los meses de verano compensarían de manera eficiente el mayor aporte de red que se recibirá por la noche y en los meses de invierno.